Ir al Colegio

Puntualidad, algo más que llegar pronto al "cole"

La puntualidad es uno de los aspectos que más nos gusta fomentar en el Centro Educativo La Amistad pero no simplemente por el hecho de estar a tiempo, sino por todo lo que implica, especialmente uno de los valores que más fomentamos, el respeto a los compañeros.

Una de las situaciones que más perjudica el avance de las clases es que sean interrumpidas por alumnos que no llegan a tiempo al comienzo de las mismas. Esta situación hace que el profesor deba interrumpir su actividad, los alumnos que estaban ya centrados rompen el ritmo y por tanto se debe de nuevo buscar el silencio para retomar la clase donde se había quedado. Aunque a priori parezca que no tiene importancia es uno de los aspectos que más tiempo resta a las actividades lectivas.

Llegar puntual al colegio, y por tanto a las clases significa respetar a los compañeros, tanto profesores como alumnos, y por ello le damos la verdadera importancia que tiene.

La responsabilidad de llegar a tiempo al colegio es tanto de las familias como de los propios estudiantes y se basa en llevar una rutina lógica por las mañanas. En primer lugar se debe descansar las suficientes horas porque de otro modo costará mucho levantarse. En muchos casos no se trata de que los chicos son dormilones sino simplemente es que no han descansado lo suficiente por lo que el problema puede estar en que se van a la cama tarde.

A esto debemos sumar que deben desayunar correctamente ya que esta comida es la que les va a dar la energía que van a necesitar hasta la hora del almuerzo. Ocurre que en ocasiones, casi siempre por asuntos relacionados con dormir poco, se desayuna rápido y mal, y eso es negativo para los chicos.

Si por las mañanas nos levantamos descansados y tenemos tiempo para desayunar tranquilamente estaremos dando un enfoque positivo a la jornada y esto implica que además vamos a llegar a tiempo al colegio, descansados, con energía y con ganas de aprender.