Niño y Tablet

El aula se abre al mundo desde Internet

El uso de la tecnología ya no nos sorprende y por ello debemos apoyar responsablemente el uso de ordenadores, tabletas, ebooks, y teléfonos inteligentes siempre que su empleo sea positivo, y en el caso de los menores bajo supervisión.

Si hasta hace unos años lo más moderno que existía en un aula era el proyector de diapositivas ahora la tecnología nos aporta día a día nuevas soluciones que si sabemos emplear nos van a ayudar a mejorar el aprendizaje.

Está claro que no todo vale ya que el hecho de estar conectado a Internet no significa que se aprenda más y mejor sino simplemente que existen mayores posibilidades de acceder de un modo más rápido y eficiente a la información.

Desde las aulas del Centro Educativo La Amistad apoyamos el uso de la tecnología, las aplicaciones desarrolladas para la formación y la enseñanza, pero siempre bajo el control y la vigilancia de los tutores. Existen sistemas de control de las tabletas, por ejemplo, que lo único que permiten al alumno es que se mueva por las aplicaciones o pantallas designadas de tal modo que no va a poder pasar esta frontera y entretenerse con otras páginas o redes sociales.

Como la tecnología sigue avanzando debemos hacerlo con ella pero siempre, tal y como hemos comentado anteriormente, con control y seguridad. Si, por ejemplo, se van a emplear aplicaciones, o apps, debemos seleccionar únicamente las que se adapten perfectamente al perfil de nuestros alumnos. También debemos saber que fuera de la escuela los alumnos también se mueven con tecnología por lo que si tanto padres como tutores y profesores les hemos dado unas pautas de seguridad estaremos más seguros de lo que están haciendo y donde están accediendo.

Hay que aprovechar lo bueno de la tecnología y desechar lo malo y lo peligroso. Enseñar a moverse por Intener con seguridad es una labor que tanto educadores como padres debemos fomentar puesto que la primera norma para hacerlo es que sea con seguridad.